NESTOR ULLOA

Poeta. Originario de Ojos de Agua, Comayagua.

Es maestro de educación primaria, graduado en la Escuela Normal Centroamérica, de Comayagua. Estudió una licenciatura en literatura en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán y en el año 2012 fue becado por la Universidad de Salamanca y el Banco Santander, para cursar un Máster en Literatura Española e Hispanoamericana.

Ha publicado los poemarios Soldemedianoche, en el año 2003 y Los espejos de Carlos, en el año 2006. Actualmente está pendiente la publicación de su tercer poemario titulado Detrás de la sed.

Ha sido invitado a representar a Honduras en festivales de poesía en Guatemala, El Salvador y Nicaragua y España.

Parte de su producción poética ha sido traducida al francés e inglés y publicada en revistas de Canadá, Francia e Inglaterra.

Se ha desempeñado como docente en los niveles Básico, Medio y Superior, del sistema educativo hondureño. Actualmente labora como docente del Departamento de Letras de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

 

La primavera de los muertos

Los muertos van a la tierra
y sueñan con aromáticas hierbas
que les crecerán en las manos
a partir
de la primera luna nueva.

Los muertos van a la tierra
sabiendo que florecerán luciérnagas
en las noches de abril.

Los muertos se llevan a la tumba
la mirada llena de girasoles
y un diente de león en el pecho.

Los muertos van a la tierra
sabiendo que llevan
la primavera en la sangre.

Pero quienes los llevamos a la tierra,
los que quedamos vivos,
erróneamente creemos
que somos nosotros quienes les damos esa tierra
y les ofrecemos esas flores.
Por eso les lloramos un tiempo,
hasta que decidimos
desterrar las florecitas de abril.