LEE, CHANG – CHING

Nacido en Kaohsiung, el poeta taiwanés Li Chang-qing reside actualmente en la ciudad de Taichung. Licenciado del Departamento de Educación Especial de la Universidad Normal de Taichung, con un maestría del Departamento de Literatura Taiwanesa de la Universidad Nacional Chung Hsing, es doctorando del Departamento de Chino de la Universidad Nacional de Educación de Changhua. Asimismo, trabaja en la asociación Frente de la Literatura Taiwanesa¨, es miembro del comité de la Asociación de Promoción Cultural de Taichung, director de la Fundación Premio de Literatura Wu Zhuoliu, lector a tiempo parcial del Departamento de Literatura Taiwanesa de la Universidad de Providence y escritor de consulta del Centro de Lectura y Escritura de la Universidad de Providence
Sus poemas han sido traducidos al inglés, japonés, coreano y otros idiomas extranjeros, al igual que adaptados a letras de canciones pop, artísticas y para nanguan . Además sus obras aparecen decorando autobuses, vagones de metro, paradas de autobuses, farolas, bibliotecas, parques, embarcaderos, senderos y otras insfraestructuras públicas, así como en tazas, marcadores de libros, fundas de tazas, posavasos, botellas de bebidas, postales y otros objetos culturales y creativos.
Sus obras figuran en importantes antologías nacionales e internacionales. Ha ganado prestigiosos premios como el Premio de Literatura de Taiwán, concedido por el Ministerio de Cultura, el Premio de Literatura, del periódico United Daily News, el Premio de Creación Literaria y Arte, el Premio de Literatura Taiwanesa, otorgado por el Ministerio de Educación, el Premio de Literatura Li Jungsan, del periódico Ziyou, el Premio de Oro del certamen de Literatura Taiwanesa en la categoría de Creación otorgado por el Museo Nacional de Literatura de Taiwán, el Premio Anual de la Selección de Poemas de Taiwán, entre otros.
De sus antologías cabe destacar «Antología de hojas caídas», «Te acompaño para volver a Kaohsiung», «Ríos y lagos», «La vida es un videojuego», «Joven de mar», “«Notas para el mundo», “«Sonidos del viento», la antología «Salto de campo: antología de poetas de prosa contemporánea».

Hojas caídas (42)

Lo mustio se ha constituido
en dispuesta desesperación.
De los insectos escuché el zumbido,
majestuosa memoria y genuina
por cuya razón caemos
acercándonos despacio al núcleo insonoro
despacio en el momento de acercarnos
acercándonos despacio al núcleo ingrávido
por cuya razón volamos
huellas de aldea natal y fin del mundo
soñé, la expedición
estado de ánimo simulado
a punto de cobrar forma.