JOSÉ MARÍA VELAZQUEZ.

Escritor y poeta, nació en Cádiz y pasó su niñez y juventud en Arcos de la Frontera. Reside en Madrid. Ha publicado cuatro libros de poemas: La ceniza (Carabela, Barcelona, 1967), Ritos (Adonais, Madrid, 1971), Los límites del desierto (Visor, Madrid, 1998), presentado en el Círculo de Bellas Artes, de Madrid, y en el Ledbury Poetry Festival, Reino Unido, y Viajes de la eternidad (Visor, Madrid, 2016), este último, Premio Fray Luis de León de Poesía. Sus poemas han aparecido en distintas antologías y en revistas especializadas. Ha sido coguionista, entrevistador y flamencólogo de las series de Televisón Española “Rito y Geografía del Cante” y “Rito y Geografía del Baile”, 113 programas con la presencia de Pilar López, Antonio, Pepe Marchena, Antonio Mairena, Caracol, Paco de Lucía, Menese, Camarón, Morente, Antonio Gades, Manolo Sanlúcar, etc. Ha dirigido y producido discos donde han intervenido Pedro Bacán, Fernando Terremoto, José Menese, Manuel Morao, Pedro Peña o Carmen Linares. Como guionista y documentalista cinematográfico, trabajó durante cinco años en el antiguo No-Do, y para el Canal 13 de la Televisión Mexicana escribió y realizó la serie “El Camino de la Rosa”, rodada en Marruecos, México y España. Ha sido asesor de Basilio Martín Patino para la serie de televisión “Andalucía, un siglo de fascinación”. Por encargo del Festival de Sinaloa, México, escribió y dirigió el espectáculo “Músicas y danzas del flamenco puro”, con El Güito, Carmen Linares y José Mercé. Representando a RNE, consiguió en la República Checa el Premio BRNO con el programa “Los palmeros”. Con motivo del “Día Especial Euroradio 94”, y desde el Teatro Monumental de Madrid, dirigió y transmitió en directo para toda Europa e Israel el Concierto Flamenco de Navidad. Colaborador del Instituto Cervantes, Centro Andaluz de las Letras, Instituto Andaluz de Flamenco y de la Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales, ha pronunciado conferencias en universidades, centros culturales y conservatorios de España, Marruecos, Inglaterra, Jordania, Egipto, Estados Unidos, Líbano, Bélgica, Siria, Francia, Japón, Alemania, Holanda y Dinamarca. Por encargo del Festival de Teatro de Almagro escribió en 2001 el espectáculo “De mis soledades vengo. Los clásicos y el flamenco”, que se representó en 2002 en el Teatro Real de Madrid. Desde 1984, escribe, dirige y presenta el programa de Radio Clásica, Radio Nacional de España, “Nuestro Flamenco”. De 1995 a 2007 escribió más de cien artículos sobre flamenco para la Revista de Programación de Radio Clásica. De 2007 a 2010 creó para el festival Suma Flamenca, de la Comunidad de Madrid, la serie “La música de los espejos”, de la que escribió los guiones e hizo las presentaciones, con la participación de poetas y artistas flamencos, como José Manuel Caballero Bonald y José Mercé, Antonio Gala y Esperanza Fernández, Luis García Montero y Emrique Morente, Luis Eduardo Aute y Marina Heredia o el propio José María Velázquez-Gaztelu y Miguel Poveda, entre otros. Actualmente, y desde hace doce años, es responsable de las páginas de flamenco del semanario El Cultural y dirige la colección Rito y Geografía del Cante, una serie que se presenta con nuevo formato, totalmente restaurada y ampliamente documentada, de la que es también autor de los textos y de la investigación. Recibió el Premio Nacional de la Cátedra de Flamencología en 1972, 1979, 1997 y 2008. Es Medalla de Oro del Festival de Arcos de la Frontera; Premio de la Crítica Flamenco Hoy en 2003 y 2006 a su labor de difusión del arte flamenco; Insignia de Oro de la Asociación Cultural Flamenca Manuel Soto Sordera, de Jerez de la Frontera; Insignia de Oro de la Peña de los Pueblos Blancos, de Arcos de la Frontera, Cádiz; Premio De Flamenco.com 2006; Premio del Festival Internacional del Cante de las Minas en 2006 por la nueva colección en DVD de Rito y Geografía del Cante y en 2007 en el apartado de Poesía. Es Gaditano del Año 2006 en el apartado de literatura.

El regreso de Ulises

Has visto
los labios sellados con piedras del desierto,
el sueño que se extingue,
los ojos, ya huecos, quemados por el fuegi
de los pozos de petróleo, el trueno
de los gritos cruzando las turbias galerías
sin luz de Abu Ghraib,
las plimas del buitre carroñero
sobre el mármol de la pila de abluciones
las sombras que se mueven y acuden a los ritos
que invocan el presagio
las torres del hotel Palais Jamais y abajo, abarcando la medina,
el lamento del muecín hundiéndose en la noche,
el eco redoblado en las mezquitas
el canto tribal de los esclavos
la leve claridad de redencion cuando amanece
y se doran las cúpulas de Fez, ciuda de turbación y de clemencia.

Has visto
el tálamo vacío, la seda carcomida en los telares,
el pomo azul de cuarzo estrellado contra el suelo,
no hueles su perfume, lo adivinas en la fiebre y la vigilia,
Penélope y su rostro nublando los espejos,
y lloras por tu hijos –venganza de la ausencia,
el haberlos tenido tanto tiempo en el olvido-,
que murieron perseguidos por las bombas
en las calles de Bagdad.