JOAQUIN PEREZ AZAUSTRE

Joaquín Pérez Azaústre (Córdoba, 1976) es licenciado en Derecho, obtuvo una Beca de Creación en la Residencia de Estudiantes y escribe en periódicos desde los 18 años. Ha publicado los libros de poemas Una interpretación (Rialp, 2001, Premio Adonáis), Delta (Visor, 2004), El jersey rojo (Visor, 2006, Premio Internacional Fundación Loewe Joven), El precio de una cena en Chez Mourice (Algaida, 2007), Las Ollerías (Visor, 2011, Premio Internacional Fundación Loewe) y Vida y leyenda del jinete eléctrico (Visor, 2013, Premio Internacional Jaime Gil de Biedma). Incluido en varias antologías, ha publicado dos antologías de su poesía: Anatomía poética (Festival Internacional de Poesía de Costa Rica, 2011) y Ella estaba detrás del laberinto (2016, Frida). Como narrador, es autor del libro de relatos Carta a Isadora (Ediciones B) y las novelas América (Seix Barral, 2004), El gran Felton (Seix Barral, 2006), La suite de Manolete (Alianza, 2008, Premio Fundación Unicaja Fernando Quiñones), Los nadadores (Anagrama, 2012), traducida al inglés, al italiano y al francés, y Corazones en la oscuridad (Anagrama, 2016). Poemas para ser leídos en un centro comercial (Colección Vandalia, Fundación José Manuel Lara) se ha publicado en septiembre.

 

2

 

He vuelto a nadar a ratos con mi padre.

Quizá lo razonable sería que ahora yo nadara con mi hijo,
con mi verdad de padre, que ahora le enseñara que nadar
no es sino evadirse de lo ajeno,
liberarse en el agua
para también ser agua y renacer
en el extrarradio de uno mismo.
Quizá algún día lo haga.
Ahora, al menos, nado con mi padre,
aunque muy pocos días, quizá uno o dos al año,
y ese hijo invisible que navega en el silencio de nuestras conversaciones
es sólo una calma melodiosa, es un rumor de agua que nos limpia
de una sequedad muy de diario, de nuestras manos grandes
de hombres acostumbrados a nadar
sin eludir el pulso a la corriente.