ERIC DORADEA

Poeta, antologador y gestor cultural. Nace el 10 de julio de 1982 en el departamento de San Salvador, El Salvador. Graduado en Ciencias Jurídicas por la Universidad de El Salvador, tiene estudios de maestría de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas. Miembro fundador del Círculo Literario de la Rosa Negra en el año 2003 y fundador del Colectivo Tzunhejekat (Colectivo dedicado a la promoción del idioma Náhuat); cultiva ensayo, poesía y cuento corto. Se dedica a la   investigación, revitalización de la cultura y de la lengua Náhuat, ha publicado: Antología Poética del Círculo de la Rosa Negra 2012, “De laRABIApura y la certeza” breve antología 2014, “Siete maneras de responder a un Golpe”, antología 2014. Ha sido reconocido como escritor destacado en el año 2014 por Televisión de El Salvador. Es autor de la antología poética “Tzuntekwani” Cabeza de Jaguar, que recoge a 40 poetas bajo temática indígena, publicada en 2016. Ha participado en festivales de Poesía en Nicaragua, Guatemala, Honduras y en el Festival Internacional de Poesía en Voz Alta organizado por la Casa del Lago “Juan José Arreola”, UNAM, México. Actualmente se desempeña como coordinador de Letras y Cultura Originaria de la Secretaría de Cultura del Gobierno de San Salvador y como Director de la Biblioteca Municipal. En su gestión se ha creado el Premio Hispanoamericano de Poesía de San Salvador.-

 

 

 

 

Los que se quedan

Toda muerte me desvanece
me niega
me destruye
golpea la cara para ver si estoy vivo
me ignora
me desvanece
no la soporto,
me vomita las manos
escupe en los ojos
me cierra la boca
sangra mis rodillas
destroza el tracto digestivo
consagra la tristeza.
Son otros los que se van
los que no están
los que no regresan
los que dejan llanto empozado en la piel,
son otros los que se van
los que no querían irse
y terminan caminando de espaldas
marchitando lo que pisan
negando reposo y tranquilidad,
son otros los que se quedan
los que lloran azorados
desesperados por la lentitud del tiempo
y lo pesado de la ausencia,
muerte que no duele se olvida
llanto que no consuela traiciona
amor que no abraza desespera
la muerte no la llevan los que se van
sino los que se quedan.