ALEXIS GOMEZ ROSA

Autor de poemas emblemáticos de la poesía latinoamericana contemporánea, como Adagio cornuto (2000) y La tregua de los mamíferos (2005), Marginal de una lengua que persigue su forma (2009) y Máquina olandera y otras olas de lava y lanman, premio anual de poesía Salomé Ureña de Henríquez 2013. Alexis Gómez Rosa (Santo Domingo, 1950), tiene el mérito de hacer dialogar oriente y occidente en la dinámica de su proceso creador –sorprendente, por vanguardista-, al inaugurar, en Casa de Teatro (julio de 1977), la primera exposición de poesía concreta en República Dominicana e introducir, con la publicación de High Quality, Ltd, en septiembre de 1985, dos conocidas y antiguas modalidades de escritura japonesa: el haiku y el tanka.

Entre una expresión y otra, la obra poética de Alexis Gómez Rosa ha sumado diversos registros escriturales agrupados en El festín: (S)obras completas (2011), que contiene toda su producción desde aquél poema iniciático de 1968, «La palabra vulnerada», publicado en Destello, órgano del grupo cultural «La antorcha», hasta la publicación del conjunto de su obra poética en 2011. Veamos: Oficio de post-muerte (Williamsburg Printshop, Broolyn, New York, 1973; segunda edición, Alfa & Omega, Santo Domingo,1976); Pluróscopo (plaquette de la revista ¡Ahora!, Santo Domingo, 1977); High Quality, Ltd. (Colección «Luna Cabeza Caliente», Santo Domingo, 1985; segunda edición Editorial Gente, Santo Domingo, 2004); Contra la pluma la espuma (contiene: Opio territorio y Cabeza de alquiler, Editora Taller, Santo Domingo, 1990); New York City en tránsito de pie quebrado (Premio de poesía Casa de Teatro 1990; Editora Taller, 1993); Si Dios quiere y otros versos por encargo (Premio Nacional de Poesía «Salomé Ureña de Henríquez» 1991; Editora Búho, Santo Domingo, 1997; Self Service Poems –Ahora disponible en su versión castellana (Premio de Poesía «Casa de Teatro» 1996, Editora Taller, Santo Domingo, 1997; segunda edición Editorial Huerga & Fierro, Madrid, 2000); Adagio cornuto (Ediciones Bangó, Santo Domingo, 2000); Lápida circa y otros epitafios de la torre abolida (Editorial Manatí, Santo Domingo, 2004); La tregua de los mamíferos (Secretaría de Estado de Cultura, Santo Domingo, 2005) y Prosas de un peso welter -147 libras en formato de libro en El festín: (S)obras completas (Editora Amigo del Hogar, Santo Domingo, 2011).

 

Cartón de publicidad

Soy hombre de mingitorios callejeros.
Su olor varonil vende más que el drugstore
más cercano, soy una musaraña que organiza
su teatro. Ilumino el entarimado y baño al público
con sangre de gallina en la sangre,
soy hombre de apaga y vámonos.
La mochila en el pensamiento. A decir verdad,
la mochila en los malos pensamientos,
soy una güira en tránsito a una orquesta de cámara.
Palabras que traen palabras,
la música de alquiler contra viento y marea,
soy un virgoniano bajo el signo de escorpión.
Todos los signos reúno bajo el signo de escorpión,
soy una página pluscuamperfecta
desprovista de todo lo perfecto.
En la columna izquierda los verbos auxiliares,
los verbos auxiliados en la columna derecha,
soy una especie de arqueólogo del sueño.
Mitad cuerpo de luz, la otra mitad de sombra,
soy en mi osario de letras un manifiesto de sangre.
¿Quién ha puesto a secar el alma en mi recinto?
Soy un camino que se anuda
en la podredumbre de su origen.