Sergio Raimondi (Argentina, 1968)

Juan Carlos Abril(España) (Los Villares, Jaén, España, 1974) es Doctor en Literatura Española por la Universidad de Granada donde trabaja como profesor. Ha residido durante varios años en Inglaterra, Francia e Italia. Ha recibido numerosos premios literarios y ha publicado los libros de poemas Un intruso nos somete (1997), El laberinto azul (2001), y Crisis (2007), reunida en 2013 en la editorial El Tucán de Virginia, de México, y titulada Poesía (1997-2007). Ha preparado ediciones de autores como Luis García Montero, J. M. Caballero Bonald, Francisco Brines, Antonio Deltoro, Fabio Morábito, Omar Lara, José Julio Cabanillas o Víctor Rodríguez Núñez, entre otros; las antologías Deshabitados (2008), Campos magnéticos. Veinte poetas españoles para el siglo XXI (2011), en México, y coordinado el volumen Gramáticas del fragmento. Estudios sobre poesía española para el siglo XXI (2011). También ha traducido El instante después, de Massimo Gezzi; y, junto a Stéphanie Ameri, Las cenizas de Gramsci, de Pier Paolo Pasolini, o Los Indomables, de Filippo Tommaso Marinetti, entre otros. Forma parte de numerosas antologías, entre las que destacan 10 menos 30. La ruptura interior en la «poesía de la experiencia», de Luis Antonio de Villena (1997), Yo es otro. Autorretratos de la nueva poesía, de Josep M. Rodríguez (2001), Veinticinco poetas españoles jóvenes (2003), Cima de olvido, de Rafael Alarcón Sierra (2006), o La inteligencia y el hacha (Un panorama de la Generación poética del 2000), de Luis Antonio de Villena (2010). También ha publicado crítica literaria y poemas en diversas revistas como Ínsula, Cuadernos Hispanoamericanos, Historia y Política, Rilce, Letras de Deusto, La Estafeta del Viento, Litoral, El Maquinista de la Generación, Sibila, Castilla, Analecta Malacitana, Clarín, o Campo de Agramante, entre otras. Dirige la revista Paraíso. EL CLAVO Todo lo revivido se estremece. Repites las historias muy despacio con los nombres del mundo de los muertos pues lo bello, al final, resulta triste. Las huidas sin carrera son la imagen grotesca de los sueños, el agua que se escapa entre las manos y, por eso, prefieres cambiar aquellos nombres y lugares, dejar sólo los hechos con los sentimientos que arrastran. Puede ser una señal y casi te deslumbra. En el dolor, no obstante, el abrazo es más rápido que un cepo. Ser uno mismo, sí, pero antes ser de otros. (De Un intruso nos somete, 1997) Mariliin Vassenin (Estonia) Su primera colección de poemas, titulada “Horror vacui”, fue publicada en Tallinn, en 2013. Recibió el premio literario de la Universidad de Tallinn. La colección se compone de 40 poemas en verso libre. Tratan de la muerte, la pérdida, del luto y del vacío de la vida de hoy. Hay algunas referencias intertextuales a los poetas estonios y extranjeros y mucho juego de palabras. En este momento trabaja con mi segunda colección de poesía que contendrá poemas elegíacos. Algunos de ellos ya fueron publicados en la revista literaria Värske Rõhk: http://va.ee/11-luule/92-mariliin-vassenin-eleegiad. Se espera que la colección sea publicada para el fin de 2016. Elegía 1 tus manos embarradas debajo de la lámpara, por encima del cubo yo vierto agua ven he encontrado algo para contarte Cuando viniste de la oscuridad un soplo de aire putrefacto entró contigo tengo que saber por mí misma cuando haya que verter mira cómo creamos nuestra soledad tus manos abandonadas colando el oro descuidado Kristina Hočevar (Eslovenia) Kristina Hočevar (1977) es poeta y licenciada en Lengua y Literatura Eslovenas y en Lingüística General en La Facultad de Filosofía y Letras de Liubliana. En este momento trabaja como profesora de instituto y ocasionalmente como editora. Ha escrito cinco libros de poesía: V pliš (A la felpa, editorial Cankarjeva založba 2004), Fizični rob (El borde físico, editorial Cankarjeva založba 2007), Repki (Las colitas, editorial Škuc 2008), Nihaji (Oscilaciones, editorial Cankarjeva založba 2009) y Na zobeh aluminij, na ustnicah kreda (Sobre los dientes aluminio, sobre los labios tiza, editorial Škuc 2012). Las colitas ha recibido El Premio de Pájaro de Oro y Sobre los dientes aluminio, sobre los labios tiza ha ganado El Premio de Jenko, otorgado por la Asociación de los Escritores Eslovenos. En 2014 la Institución Gulag publicó el libro del arte en tres direcciones, en el que su poema es acompañada por la obra gráfica de Gorazd Krnc. Su poesía ha sido traducida a diferentes lenguas (inglés, polaco, húngaro, hebreo, sueco…) y ha sido publicada en las revistas en el extranjero. Ha sido una de los cinco poetas eslovenos para la plataforma europea de poesía Versepolis 2014-2017. La voz de la poesía de Hočevar es una de las más intrépidas y dinámicas en la escena literaria eslovena, pero al mismo tiempo no deja de ser sensitiva y comprometida. no llevaré una larga trenza cana, mi cabello ya es ahora demasiado fino. tendré la cabeza descubierta ante los choques, los besos de los planetas y las riñas de los astros. donde los dientes se caerán en el lavabo, donde el cuerpo definirá la coreografía del día; tendré sentido del humor; donde las huellas digitales en los picaportes se convertirán en hologramas en plasmas. no limitaré mi ropa a tela pastel y beis. mis camisetas tendrán capuchas. tendrán mis ojos más cortinas espesas; qué hará mis arrugas más profundas - me gustaría captar cada promesa sin sellar. estarán mis antebrazos flácidos o sabré ofrecer la gracia de otra manera; mi gente, estarán nuestras orejas más cerca o las lagunas serán todavía más profundas, todavía más; mi lengua, rancia, aislada, sin venas o ígnea por sus cicatrices; será la sangre de nuevo mi huella favorita; mis antepasados más pronunciados o más cerca de otros, de mí misma, seré una masa de recuerdos [o su pérdida, qué; habrá una columna vertebral o me erguiré por mis moldes, bien, dulces de coco, mis palabras una [katana mellada. seré más un niño o más una niña: mucho los dos y los dos cambiados de piel; seré lárice o prado, serán las palabras montones para su oído; serán las preguntas o más bien los cadáveres y ante todo - seré acaso: (traducido por: Barbara Pregelj) Cosmin Perta (Rumania) Es un poeta y novelista rumano. Nacido en 1982 en Viseu de Sus, Maramures County, se graduó "Babes-Bolyai" Universidad de Cluj-Napoca, la Facultad de Letras. Continuó sus estudios de literatura en la Universidad de Bucarest, obteniendo una maestría en literatura contemporánea y una tesis doctoral en relación con la literatura fantástica de Europa del Este. Publicó los siguientes libros: Zorovavel (poema, Grinta, Cluj-Napoca, 2002), Santinela de lut(poemas, Vinea, Bucarest, 2006, 1ra ed., 2010, 2da. ed.), Cântec pentru Maria (poemas, Vinea, Bucarest, 2007), Întâmplări la marginea lumii (novela, Cartea Romaneasca, Bucarest, 2007), Bătrânul, o divină comedie (poemas, Charmides, Bistriţa, 2009), Bocete şi Jelanii (poemas, szamizdat edition, Biblioteca de poezie, Bucarest, 2009), Două povestiri (novelas, Tracus Arte, Bucarest, 2010), Fără titlu (poemas, Editura Paralela 45, Piteşti, 2011), Introducere în fantasticul de interpretare (ensayos, Tracus Arte, Bucarest, 2011), Radu G. Ţeposu, rafinament şi intuiţie (monografía, Editura MNLR, Bucarest, 2012), Teofil și Câinele de lemn (novela, Herh Benet Publishers, Bucarest, 2012). Hay más de 200 comentarios en sus trabajos en libros y prensa cultural internacional y rumana. He llegado al centro del delirio Última canción de cuna para mi generación. 1. Tenías que quedarte en los lugares conocidos y amistosos, aquí, a cada paso te acecha la pálida locura y el orden de la mente no sirve de nada. Tenías que quedarte en los barrios conocidos y amistosos, aquí, todo es fantásticamente peligroso y todo te puede matar en un segundo. Tenías que quedarte, alegrarte de tu mundo medio, aquí nada es mediocre y nada te va a servir, solo la muerte. 2. Crearemos un comité, agradeceremos, tendremos casa nueva, llamaremos a músicos, no estamos preparados, el olor de la sangre todavía no nos ha embriagado, las bombillas negras todavía no nos han iluminado. Indagaremos, comprobaremos, lloraremos todo este siglo en el que hace tanto frío. 3. Vuelvo a casa tras largas zozobras, arriba hay una luna marchita y seca como un odre, Me apresuraré a hacerme una vida nueva gracias solo a unas nuevas debilidades. 4. Aquí una vez estuvo el centro del delirio. Siéntate. Desde este ángulo muerto puedes ver tu final con la máxima eficiencia. 5. Fiiiii na l Traducción de Elena Borrás García

Sergio Raimondi nació en Bahía Blanca, Argentina, en 1968. Poeta, ensayista y docente. Formó parte del grupo Poetas Mateístas. Publicó Poesía civil (Vox, 2001; 17grises, 2010), editado también en Berlín, Alemania, 2005 y en Cáceres, España, 2012. Su obra ha sido publicada en numerosas antologías nacionales e internacionales. En 2007 recibió la beca Guggenheim por su proyecto Para un diccionario crítico de la lengua, del que se publicó un adelanto en Alemania (Berenberg, 2012). Ha realizado traducciones de Catulo (Catulito, Vox, 1999) y de fragmentos de Paterson de W.C. Williams (1998).

Como ensayista, ha escrito sobre las relaciones entre poesía, política y economía en relación a Sarmiento, Alberdi, Martínez Estrada, Urondo y Lamborghini entre otros. Desde 2002 es profesor de Literatura Contemporánea en la Universidad Nacional del Sur, donde actualmente dicta un seminario sobre las lecturas de Pound en América Latina. Entre 2003 y 2011 fue director del Museo del Puerto de Ingeniero White, una institución pública y comunitaria basada en un archivo de miles de relatos orales de los trabajadores de esa localidad. En 2011 fue nombrado secretario de cultura de Bahía Blanca, cargo que ocupó hasta 2014.

Pintores dominicales en Puerto Piojo

Para los pintores dominicales la belleza existe,

es inalterable y ajena se exhibe a las variantes

indistintas del capital. Cuarenta años atrás

o el domingo pasado, la tela recorta lo mismo:

la estela fugitiva que la lancha de los pescadores

dibuja al alejarse hacia las islas mientras el sol

cae, o la bienvenida ruidosa que las gaviotas dan

en la mañana a los marinos, o ásperas puestas

las redes a secar sobre cajones de madera escrita.

Al fondo del lienzo, indefinida la mancha gris

de las construcciones: los elevadores ingleses

de chapa ayer, hoy los silos y el muelle de Cargill

o la serie de tanques del proyecto Mega. Eso

que no es, no será, no fue belleza, está atrás, lejos.

(de Poesía civil, Vox, 2001)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.