Jan Wagner (Alemania, 1971)

Jan Wagner nació en Hamburg y vive en Berlin desde 1995. Poeta, ensayista, traductor de poesía Anglo-Americana y hasta 2003 fue co-editor de la international literature box Die Aussenseite desElementes(The Outside of the Element“).

Ha publicado colecciones de poesía como Probebohrung im Himmel („A Trial Drill in the Sky“, 2001), Guerickes Sperling („Guericke’s Sparrow“, 2004), Achtzehn Pasteten (“Eighteen Pies”, 2007), Australien (“Australia”, 2010) y Regentonnenvariationen (“Rain Barrel Variations”, 2014) y como traductor y editor, colecciones de poemas seleccionados por James Tate, Mathew Sweeney, Simon Armintage y Robin Robertson. Con el poeta Björn Kuhligk ha editado la antología completa de la poesía joven alemana Lyrik von Jetzt. 74 Stimmen („Poetry of Now. 74 voices“, 2003).

Una selección de sus ensayos en poesía, Die Sandale des Propheten. Beiläufige Prosa (“The Prophet’s Sandal. Incidental Prose”), fue publicado en 2011. Por su poesía, que ha sido traducida a 30 idiomas, harecibido varias becas (por ejemplo en 2011 en la Academia Alemana en Roma/Villa Massimo) y premios literarios, entre ellos el Premio Anna-Seguers (2004), el Premio Ernst-Meister (2005), el Friedrich-Hölderlin-Preis (2011) Y el premio de la Feria del Libro Leipzig (2015). Es miembro de la Academia Alemana de la Lengua y Literatura.

el oeste

el río piensa en peces. ¿qué fue, entonces,

lo que el sargento henley se anticipó

a arrancarle –los ojos fijos, amarillos; los bigotes

como dos atizadores junto a la boca gris–

que incluso a los perros arrancó chillidos?

los rápidos y su enfurecida

gramática, a la que seguimos rumbo al nacimiento.

a lo lejos las montañas envueltas en vapor,

las llanuras de hierba y de vez en cuando

un indígena al otro lado que nos mira

divertido y después

desparece en el bosque: todo esto lo anotamos

en el viejo mapa de adam, dando nombre

a las especies y los actos. fiebre muscular

y por semanas el régimen de raíces

y confianza en dios. bajo la camisa las garrapatas

como alfileres en la piel: así nos da

una lección el mundo salvaje.

extraña sensación: ser el límite,

el punto en el que se termina

y comienza. de noche, al lado del fuego, circula

nuestra sangre en nubes de mosquitos sobre nosotros,

mientras con espinas duras

cosemos las pieles, zapatos

para nuestra meta y cobijas para los sueños.

hacia adelante lo intacto, detrás nuestro

el enjambre de habitantes, su declaración

de cercos y vallados; detrás nuestro

los carros entoldados de los comerciantes,

las grandes ciudades, llenas de ruido y futuro.

*Traducción de Diana Carrizosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.