Nathalie Handal (Palestina)

Nathalie Handal es de Belén, Palestina y es una de las voces más importantes de la poesía contemporánea de la diáspora árabe. Ha vivido en Francia, América Latina y el mundo árabe y se ha educado en Inglaterra y Estados Unidos.

Entre los últimos títulos publicados por la autora destacan The Republics (2015); La estrella invisible (2014), la primera colección de poesía que explora la ciudad de Belén y la vida de sus exiliados a lo largo de muchos y dispersos espacios geográficos, especialmente América Latina; el aclamado por la crítica Poeta en Andalucía (Visor 2013) del que Alice Walker ha dicho que se trata de un libro lleno de “poemas profundos e importantes” y que es “un triste canto de añoranza y determinación”; y Love and Strange Horses, ganador del Gold Medal Independent Publisher Book Award.

Como ha afirmado The New York Times la obra de Handal “tiembla con sentido de pertenencia y añoranza.” Sus piezas teatrales más recientes han sido producidas por The John F. Kennedy Center for the Performing Arts, el Bush Theatre y Westminster Abbey de Londres. Su obra ha sido traducida a más de quince idiomas y ha recibido, entre otros reconocimientos, el Premio de la Fundación Lannan, La Orden Alejo Zuloaga, el Premio Literario Menada, el Premio Nacional del Libro Pen Oakland Josephine Miles, y el Premio Virginia Faulkner. Ella es profesora en la Universidad de Columbia y escribe la columna The City and the Writer (La ciudad y el escritor) para la revista literaria Words without Borders.

Talhamiyah

 

soy un armenio

que cree que las estrellas

son trozos relampagueantes

de historia abandonados en el espacio,

tengo sangre romana

y mi hermano es turco

y griego,

mi corazón está

junto a la Mezquita de Omar

junto a la Natividad

al lado de un talismán

y de un anciano

sin dientes ni llaves,

mis poemas se convirtieron en piedras

con caracteres arameos,

que aquí

los invasores expulsaron a los nativos

los nativos dieron sus nombres a los árboles

y los árboles ensayaron los versos

que permitió la libertad,

que era una casa

construida con la luz del Mediterráneo

lo que ocurre es que sólo oí esto en primavera

y la primavera hace ya tiempo que no existe aquí—

se llevaron todos nuestros árboles—

tal vez Jesús pueda explicar lo que ocurrió

o tal vez todo lo que necesito recordar

es que

oí—y es lo que sé—

que soy árabe,

que los siete barrios

de la ciudad antigua

me han dejado siete llaves

para que pueda entrar siempre.

 

* Talhamiyeh significa “betlemita” en árabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.